Quimica

Ácido en los músculos?


Durante el ejercicio muscular intenso, la frecuencia respiratoria aumenta, pero aun así, la cantidad de oxígeno que inhalamos no es suficiente para oxidar la glucosa y proporcionar la energía necesaria para mantener la actividad durante mucho tiempo.

Sin embargo, los músculos tienen un mecanismo que asegura la continuación del esfuerzo, incluso sin oxígeno: la glucosa se descompone para producir ácido láctico y liberar energía, que los músculos utilizan para contraerse.

Cuanto más intensa y prolongada sea la actividad muscular, más ácido láctico se acumulará en el músculo. Para este proceso hay un límite.

La cantidad de ácido láctico en los músculos en reposo es de 0.02%. En un ejercicio violento, alcanza el 0.25%. Por encima de esta cantidad, el músculo está fatigado y no puede continuar contrayéndose.

La fatiga muscular es la acumulación de ácido láctico en los músculos.