Física

La experiencia de Young


En el siglo XVII, aunque muchos físicos ya habían abogado por la teoría ondulatoria de la luz, que sostenía que la luz era incidente de las ondas, la teoría corpuscular de Newton, que describía la luz como una partícula, fue bien aceptada en la comunidad científica.

En 1801, el físico y médico inglés Thomas Young fue el primero en demostrar, con sólidos resultados experimentales, el fenómeno de la interferencia de la luz, que resulta en la aceptación de la teoría de las ondas. Aunque la teoría aceptada hoy es la dualidad onda-partícula, como lo enuncia el físico francés Louis-Victor de Broglie, basado en las conclusiones de Albert Einstein sobre las características de los fotones.

En el experimento de Young, se utilizan tres pantallas, la primera consiste en un orificio donde se produce la difracción de la luz incidente, la segunda con dos orificios, uno al lado del otro, causando una nueva difracción. En este último, se proyectan los puntos causados ​​por la interferencia de las ondas resultantes de la segunda difracción.

Al reemplazar estos agujeros con rendijas muy estrechas, las manchas se vuelven con flecos, lo que facilita ver regiones mejor iluminadas (máximo) y regiones poco iluminadas (mínimo).

Se observa que la mayor intensidad se produce en el centro, y después de este máximo, hay regiones de menor intensidad de luz y otras de mínima, intercaladas.

Video: Doble ranura de Young. Parte 1. Ondas de luz. Física. Khan Academy en Español (Agosto 2020).